¿Por qué da la impresión de que la luna nos sigue mientras caminamos?

Conoce porqué da la impresión de que la luna nos sigue mientras caminamos


La luna, en realidad, no nos sigue, pues siempre se encuentra en la misma posición. Sin embargo, aunque avancemos grandes distancias con un automóvil, siempre parece que la luna se moviera junto con nosotros.

Esto se explica porque la distancia que existe entre la tierra y la luna es mucho mayor que la distancia que recorremos, por lo que resulta imposible apreciar el cambio de posición.

Para poder percibir un cambio en el movimiento de la luna, tendríamos que recorrer distancias tan largas que solo se podrían hacer con la velocidad de un cohete espacial.


Like it? Share with your friends!