Remedios caseros para evitar la caída de cabello

Previene la caída de cabello para conseguir un pelo sano y fuerte


Remedios caseros para evitar la caída de cabello

Factores que inciden en la caída del cabello

Existen varios factores que pueden incidir de forma significativa en la caída del cabello. Esto incluye los hábitos de vida (como la alimentación), el descanso, la gestión del estrés, entre otros.

Una alimentación que sea pobre en nutrientes, no beneficiará en lo absoluto al organismo, con lo cual, ocasiona debilidad en las uñas, el cabello, etcétera. De allí la importancia de llevar un estilo de vida saludable y coherente, en todo sentido.

Remedios caseros para evitar la caída de cabello

Aloe vera

La aplicación es muy sencilla, solo hay que cortar, de forma horizontal, una penca de aloe vera y frotar con suavidad el cristal justo sobre el nacimiento de las hebras.

Deja que se seque el cristal de aloe vera en tu cabello y luego enjuaga con abundante agua.
Repite este procedimiento a diario para obtener buenos resultados.

Té verde

Esta bebida no solo sirve para depurar el organismo. El té verde aporta una gran cantidad de antioxidantes que pueden ayudar tanto al crecimiento como al fortalecimiento del cabello, evitando así su caída en exceso.

La aplicación es muy simple: una vez que prepares una taza de té, déjala enfriar.
Al momento de ducharte o bañarte, vierte el te sobre tu cabello, a modo de tónico.
Repite la aplicación 2 veces por semana para obtener buenos resultados.

Aceite de almendras

Las almendras son una gran fuente de nutrientes para el cabello.

Por ello, con tan solo colocar unas gotas del aceite esencial en la palma de la mano y hacer masajes circulares en el cuero cabelludo, será suficiente para estimular el crecimiento del cabello. No hace falta enjuagar el cabello después de aplicarlo.

Aceite de romero

Otro de los aceites esenciales que nutren y fortalecen el cabello es el de romero. Al igual que en el caso anterior, el aceite se aplica con un masaje en el cuero cabelludo.

De esta manera, el movimiento estimula la circulación de la sangre y permite que los folículos pilosos se fortalezcan. También puedes añadir esta esencia al champú que utilizas habitualmente.

Clara de huevo

Si se te cae mucho el pelo, bate cuatro claras y frótalas en el cuero cabelludo con movimientos circulares.

Deja actuar media hora y enjuaga. Para terminar, lava como de costumbre. La albúmina del huevo actuará para fortalecer los folículos pilosos y las hebras débiles.

Ortiga

Las hojas de ortiga son muy eficaces para evitar la caída de cabello.

La loción de esta planta se consigue en las casas naturistas o farmacias de homeopatía y botánica. Debes aplicarla en el cuero cabelludo antes de acostarte con masajes circulares. Deja que actúe toda la noche y enjuaga por la mañana.

Aceite de oliva

Otro remedio natural para nutrir y evitar la caída del cabello es el aceite de oliva. Con aplicar unas cuantas gotas en el cabello y dar un suave masaje durante 15-20 minutos cada dos días, será suficiente para obtener unos buenos resultados.


¡Compartir con tus amigos!