Mujer fue a visitar a su esposo en la cárcel, pero no pudo pasar porque el hombre tenía visita conyugal

Un triángulo amoroso fue descubierto en una prisión y terminó de la peor manera afuera del penal.


Una mujer se llevó una amarga sorpresa cuando intentó ingresar a una cárcel a visitar a su esposo en La Plata, Argentina, donde quedó demostrado que no hay barreras que impidan una infidelidad.

De acuerdo con medios argentinos, la fémina llegó hasta el penal para una visita conyugal; sin embargo, los guardias le impidieron el pase y le dijeron: “El detenido está manteniendo relaciones sexuales”.

La esposa, aún confundida, alcanzó a pensar que su marido estaba con otro preso, pero los miembros de la seguridad le confirmaron que estaba con otra mujer en ese mismo momento, por lo que no podría pasar hasta nuevo aviso.

Furiosa, ella le esperó en la puerta del lugar, junto con dos amigas que había llamado, para encarar a la persona que estaba con su pareja, con quien tiene tres menores hijos.

“Te viniste a regalar con marido ajeno”, le gritó la esposa a la fémina que había estado en la prisión, de acuerdo con el canal de TV argentino Todo Noticias. Posteriormente, empezaron a golpear a la supuesta amante, que tuvo que escapar para no sufrir heridas graves y, durante el forcejeo, un celular se cayó.

Según medios locales, una amiga de la cónyuge tomó el teléfono y ahora fue denunciada por robo. Además, todo parecería indicar que ambos tendrían una relación hace mucho tiempo y que estas visitas eran regulares, hasta que finalmente fueron descubiertos.


Like it? Share with your friends!