El covid-19 no mata solo, el gobierno ineficiente y despilfarrador, es su cómplice

El gobierno de Vizcarra nos sale con otra pachotada.


Escribe: Jorge Paredes Terry. El miedo como elemento de dominio es ampliamente usado por regímenes autocraticos, imponer el terror para justificar la ineficacia de las políticas de gobierno es necesario para Vizcarra y su gabinete, nada les ha funcionado hasta ahora, y no tienen mejor argumento como lo han hecho a lo largo de la lucha contra la pandemia, que responsabilizar a la población de sus desaciertos.

La campaña mediática «El COVID no mata solo» es lo último que se podría esperar de este grupo de ineficientes, pero los más felices son los medios de comunicación, la lluvia de millones de nuestros impuestos, nuevamente llenarán las arcas de los canales.

Si creen que la campaña es tan necesaria y urgente, el gobierno debería, vía decreto, obligar a todos los medios de comunicación a contribuir con esta lucha, 10 minutos diarios de su programación son suficientes para llegar a la población, pero como estamos en un gobierno «tembleque» solo les queda usar el dinero de todos los peruanos para su pachotada.

EL COVID NO MATA SOLO, EL GOBIERNO INEFICIENTE Y DESPILFARRADOR ES SU CÓMPLICE

Permitanme refrescar su memoria y presentar las pruebas de nuestra afirmación, el cómplice del COVID es y sigue siendo el sistema de gobierno y su presidente.

Cronología de decisiones que nos llevaron al desastre y cuya responsabilidad atañe directamente al Jefe de Estado.

1. Desde enero y febrero ya se conocía de la letalidad de la enfermedad y la velocidad de los contagios en países que tenían tráfico aéreo y marítimo con nuestro país, la llegada de turistas extranjeros era frecuente y el gobierno no activó ningún plan preventivo, menos preparó a la población para lo que se venía.

2. El día 6 de marzo se conoce el primer caso de coronovirus en el país, diversos analistas y autoridades exigieron al gobierno el cierre total de fronteras, el gobierno tardó 10 días en tomar la decisión e implementó de forma parcial el cierre de las fronteras, permitiendo todavía algunos ingresos con autorización de migraciones, esta decisión totalmente negligente potenció la entrada del virus, acá podemos inferir una primera responsabilidad penal de Martín Vizcarra, ya que esos 10 días fueron un tiempo valioso que podría haber evitado miles de muertes, ratificamos la responsabilidad de Vizcarra porque fue el propio Gobierno el que permitió que todos los vuelos internacionales entraran y salieran del territorio peruano, incluidos los que vinieron de países con altos contagios y de tráfico turístico alto, como España, Italia, China, Japón, etc.

4. El Gobierno permitió la venta de mascarillas N95 a China desabasteciendo el mercado local.

En febrero,155 toneladas en mascarillas, valorizadas en US$4.9 millones, salieron del Perú por vía aérea rumbo a China, país de origen del brote, de acuerdo a las cifras de la Superintendencia Nacional de Aduanas y Administración Tributaria (Sunat), un grupo de 70 empresas locales enviaron sus cargamentos a China, mientras la enfermedad se expandía a Europa y a América Latina; y al mismo tiempo se reportaba el desabastecimiento de mascarillas en el mercado peruano.

5. El Gobierno compró pruebas rápidas sin certificación, pruebas falsas causaron contagios masivos.

El Ejecutivo adquirió a la compañía china Orient Gene Biotech 700 mil pruebas rápidas para detectar Covid-19. los kits de esta empresa no tenían certificado de la Administración Nacional de Productos Médicos (NMPA) de ese país.

Un primer lote llegó a Lima a fines de marzo, poco antes de que China prohibiera la exportación de dichos test sin su autorización. Esto ocurrió luego de que los medios de España revelaran un hecho similar en su país. El ministro de Salud de ese entonces, Víctor Zamora defendio la compra, indicando que cuando llegó el primer lote no existía aquella restricción, además, refrendó que esos kits fueron validados por el Instituto Nacional de Salud.

6. El Gobierno peruano envió a la muerte a médicos, enfermeras, asistentes, auxiliares, policías y militares con equipos de seguridad defectuosos y de mala calidad.

El gobierno de Martín Vizcarra no garantizó material de protección a las personas que están en la primera línea de defensa contra el virus: trabajadores de la salud, policías y funcionarios públicos con tareas en las calles.

Según el Ministerio del Interior los policías muertos se cuentan por centenas y otros miles dieron positivo, situación similar pasa en el sector salud, cientos de médicos y enfermeras han muertos cumpliendo su deber y miles se contagiaron sobre todo en los primeros días de la emergencia, los medios de comunicación propalaron información diaria de trabajadores de la salud exigiendo equipos de protección.

En Loreto, las autoridades del hospital regional informaron a cadenas internacionales de noticias que, para finales de abril, cuando los pacientes se amontonaban en los pasillos y los cadáveres en una sala sin refrigeración, el 40% del personal estaba ya hospitalizado o de licencia.

7. Gobierno peruano no adecuó su cuarentena temprana y estricta a cerca del 70% que vive del día a día y en la informalidad.

El gobierno de Martín Vizcarra no estudió detenidamente la realidad peruana antes de aplicar estrategias de aislamiento y contención, 40% de las familias no cuentan con refrigeradoras, desactivaron los comedores populares y los paquetes de alimentos no llegaron a los millones de familias, empujandolos a bajar en tropel a abarrotar mercados de los barrios pobres, potenciando el contagio masivo.

8. Solo el 35% de peruanos posee algún tipo de cuenta bancaria, somos en el mundo uno de los países que menos bancariza, esa realidad debería de haberla conocido el gobierno antes de soltar el bono familiar, las largas colas en los bancos potenciaron el contagio.

9. Reactivación Económica para sectores pudientes. Una de las decisiones que va a traer consecuencias nefastas para la economía del país con un 70% de informalidad es el despilfarro de 60 mil millones de soles de la Reactivación.

10. El gobierno desconoce el número total de micro empresas informales, son millones a nivel nacional y en proceso de formalización otro tanto, desconocer esa realidad será el detonante de lo que vendrá después.

Según la Ministra de Economía fueron 71 553 empresas las que se hicieron acreedoras a un préstamo de Reactiva Perú, sí, así como lo lee, no llegan ni a 100,000 empresas, muchas de estas podrían fácilmente solicitar un préstamo formalmente a la banca privada y afrontar los dos meses de para y el grueso de los millones de micro empresas podrian haber recibido los 30 mil millones, pero eso nunca ocurrió.

La denuncia se agravaría sobre todo al conocer que se entregaron 10 millones de soles de la Reactivación directamente a 968 empresas grandes.

11. Corrupción generalizada. Fiscalía investiga 444 casos de presunta corrupción en plena emergencia.
El fiscal superior Omar Tello explicó, de estas 444 investigaciones, 32 corresponden al sector Salud y 19 al sector de la Policía Nacional del Perú.

Casos:

A. El gobierno de Martín Vizcarra opto por lo más fácil al derivar a las municipalidades la entrega de canastas de víveres, sabía el presidente que las municipalidades son focos de corrupción y que el resultado iba a ser desastrozo tal como ocurrió.

Las labores de supervisión de la Contraloría permitieron detectar que más de 1,100 funcionarios y servidores públicos fueron beneficiados con la entrega de canastas básicas de víveres dirigidas a familias en condiciones vulnerables por la emergencia sanitaria del covid-19, de igual forma la sobre valoración del precio de las canastas no permitió que se llegue a un mayor número de beneficiarios.

B. Corrupción policial.
A la sobre valoración en la compra de ranchos para el personal policíal se suma algo más preocupante, se investiga la compra de materiales de bioseguridad, como jabones, lejía, mascarillas, entre otros, que son productos que están destinados a una buena protección en plena pandemia, desconocemos las disposiciones del gobierno al respecto.

C. Corrupción en el sector Salud. Fiscalía ya indaga sobre casos graves de corrupción en este sector, compras de ambulancias, balones de oxígeno y ventiladores.

12. Deuda que nos hereda Martín Vizcarra. Según la ministra de economía se elevó el plan de estímulo económico en 17% del PBI para afrontar la emergencia sanitaria, son miles de millones que en un mayor porcentaje los conseguiremos vía endeudamiento.

Conocemos que el FMI abrió una línea de crédito por 11 mil millones de dólares y otros bancos hicieron lo mismo.

Si esto no es complicidad para asesinar a miles de peruanos, no se como podemos llamarlo o simplemente podemos concluir que el jefe de la banda de asesinos es Vizcarra y el COVID su lugarteniente.


Like it? Share with your friends!