Nolberto Solano y Pablo Zegarra recibirían 2 años de prisión por no acatar cuarentena

Ambos recibirían ejemplar sanción por desobediencia a la autoridad durante estado de emergencia.


Durante el toque de queda, el asistente técnico de la selección peruana, Nolberto Solano y el ex futbolista Pablo Zegarra, fueron detenidos por la policía cuando celebraban una fiesta en una casa de La Molina.

Los mencionados deportistas no respetaron la orden de aislamiento social obligatorio decretada por el Gobierno para evitar la propagación de la enfermedad del coronavirus.

El entrenador de la Sub 23 de la selección peruana de fútbol y Pablo Zegarra fueron denunciados por los vecinos de El Sol de La Molina, quienes se quejaron del volumen alto de música y la bulla que salía de la casa donde habían unas 6 personas, durante el toque de queda, a las 8:06 de este jueves.

Luego ambos ex futbolistas sin mascarillas, fueron trasladados a la comisaría de La Molina y luego de tomarles sus datos personales fueron liberados, pero se les notificó para que declaren luego que se levante la cuarentena.

Igualmente, derivarán el caso a la Fiscalía Penal Provincial de La Molina para que se encargue de iniciar las investigaciones contra los ex futbolistas.

El abogado penalista, Mario Amoretti, explicó que el delito sería denunciado por desobediencia a la autoridad, cuya pena es máximo dos años de prisión, por eso la policía lo libera porque es mínima, pero “esto no significa que quede impune, sino que se le abre proceso y luego se les cita y si no concurren se le puede ordenar su detención”, recalcó.

Explicó que en caso que se resista a la intervención policial sería resistencia a la autoridad cuya pena es de 3 a 6 años de pena privativa de la libertad, “pero si agreden o le pegan a los policías sería de 8 a 12 años de cárcel”, sostuvo el especialista.

“Sobre los ex futbolistas hay desobediencia porque se han ido fuera de su domicilio sin respetar el toque de queda y la policía los libera porque la pena es menor y es mejor, porque debemos evitar el aglomeramiento, porque en la comisaría solo hay capacidad para 5 o 6 personas y el estar todos juntos sin respetar la distancia, esto está propiciando la contaminación”, aclaró Amoretti.

Nolberto Solano a lo largo de su trayectoria deportiva fue protagonista de diversos hechos que van en contra de la carrera de un profesional del fútbol. En la actualidad es asistente técnico de Ricardo Gareca en la selección nacional, pero este hecho pondría fin a su trabajo en la FPF.


Like it? Share with your friends!