Venezolana: Me fijé en un peruano que resultó peor que Salaverry

“Hace unas semanas me ha buscado para regresar. La verdad me movió el piso, pese a todo”, confesó la extranjera.


Cuando llegué al Perú conocí a un hombre gentil y caballero. Fuimos amigos durante mucho tiempo hasta que un día me propuso ser su enamorada. Como me sentía a gusto a su lado, lo acepté, porque además es un joven muy simpático.

Cada fin de semana, antes de la pandemia, íbamos a reuniones con mis paisanos. Nada de qué sorprenderme. La pasábamos súper. Hasta que un día se pasó de tragos y se peleó con uno de mis amigos. En esa riña, él sacó a relucir toda su xenofobia y lo que pensaba en realidad de los venezolanos.

Me sentí avergonzada e indignada por esa falta de respeto. Además, decepcionada porque no era el chico que yo creía conocer. El otro día que vi al candidato presidencial Daniel Salaverry me hizo recordar ese episodio, porque se comportó de la misma manera.

Nunca pensé que todo ese sentimiento negativo podía albergar en su ser. Como era de suponer, a las horas terminé con él. Le dije que no quería saber nada de una persona xenófoba.

Pero, hace unas semanas me ha buscado para regresar. La verdad me movió el piso, pese a todo. Sin embargo, no quiero complicarme la vida. Igual ya sembró la duda en mí. Dice que ha cambiado, pero la verdad no sé. Usted qué me recomienda.

Consejo para la chama

Si ese hombre se portó igual que Daniel Salaverry, no te conviene, toda la vida te traerá problemas y no permitirá que te relaciones con tus amigos. Conclusión: no vuelvas.


Like it? Share with your friends!