SMP: Familia va a comisaría a denunciar extorsión, pero policía era el cabecilla de los extorsionadores

El suboficial Paul Giusepi Galarza Olaya intentó convencer a la familia para que acepten las presiones de los extorsionadores.


Una pareja de emprendedores se armó de valor para denunciar que eran víctimas de extorsión por parte de sujetos que la hostigaban por redes sociales y llamadas telefónicas. Confiaron en el suboficial Paul Giusepi Galarza Olaya, a quien habían conocido hace un año, sin imaginar que este policía era el líder de una organización criminal de extorsionadores.

Es así que le contaron todo los pormenores de las amenazas que recibían y el suboficial, en vez de tranquilizarlos, los intentaba convencer para que no hicieran la denuncia y que procedieran aceptar los chantajes. De esta forma, la pareja de empresarios desconfiaron del policía y lo denunciaron ante la División Antisecuestros de la Dirincri.

“Como te expliqué ayer, la plata se hace. Yo me pongo en tu caso. Yo no voy a preferir que ellos ejecuten a uno de mi familia por el dinero. Ellos lo bueno es que cumplen su palabra. Si ellos te dicen tú me das tanto y te dejo de molestar”, se le oye decir a Galarza Olaya en un audio grabado por las víctimas.

El jefe de la División Antisecuestros, coronel PNP Johnny Huamán, manifestó que el policía asustaba a los empresarios asegurándoles que las amenazas venían de la peligrosa banda criminal El Tren de Aragua. Además, indicó que el suboficial “era el encargado, los ojos y oídos de esta agrupación criminal”.

Amenazas venían de un Car Wash de SMP

En esa línea, el coronel PNP Johnny Huamán explicó que luego de un trabajo de inteligencia y rastreo se pudo detectar que las llamadas amenazantes venían de un Car Wash, ubicado en el distrito de San Martín de Porres. Asimismo, detalló que el suboficial Galarza Olaya visitaba este lugar y que era amigo del dueño del establecimiento y de dos venezolanos que trabajan ahí.

“Juan Antonio Carbajal Carrasco, quien sería el propietario de un Car Wash, donde días antes se le vio a este funcionario policial (…). De acuerdo a la geolocalización, las llamadas extorsivas venían de esta zona de San Martín de Porres. Posteriormente, las acciones de vigilancia y seguimiento hacían ver que tanto que Paul Giusepi Galarza Olaya visitaba este lugar, conjuntamente, con estos venezolanos que trabajaban lavando vehículos en este lugar”, indicó.


Like it? Share with your friends!