Liberan a dueño de chifa que mató a delincuente por defender a su familia

Ney Chávez Santillán disparó a un delincuente que ingresó a su negocio y amenazó a su familia.


Un comerciante que disparó a un delincuente que ingresó a su chifa y amenazó a su familia fue liberado tras pasar unas horas detenido en la Depincri de Villa El Salvador. Ney Chávez Santillán actuó en legítima defensa y contó con el apoyo de sus vecinos, quienes protestaron por su detención y exigieron mayor seguridad en el distrito.

El hecho ocurrió el jueves 25 de mayo, cuando dos sujetos encapuchados entraron al chifa Lin Ping y exigieron el dinero de la caja. Al ver que su esposa y su hijo estaban en peligro, Chávez Santillán tomó una pistola que guardaba en el mostrador y disparó contra uno de los asaltantes, identificado como Luis Alberto Sánchez Huamán (22), quien murió en el acto.

El otro delincuente logró escapar y hasta el momento no ha sido capturado por la policía. Según las cámaras de seguridad del local, los hampones llegaron en una mototaxi conducida por un cómplice que los esperaba en la puerta.

Tras el incidente, Chávez Santillán fue trasladado a la comisaría del distrito y luego a la Depincri, donde se le abrió una investigación preliminar por el delito de homicidio simple. Sin embargo, antes de la medianoche del mismo día, fue liberado al comprobarse que actuó en legítima defensa y que contaba con licencia para portar arma.

El chifa permaneció cerrado durante la mañana del viernes 26 y se espera que reabra en las próximas horas. Según América TV, se aguarda el retorno de Chávez Santillán, quien recibió el respaldo de sus familiares y vecinos.

Los residentes de la zona realizaron una protesta para exigir la liberación del comerciante y denunciaron que la delincuencia es una amenaza constante en el distrito. «Estamos de pie los vecinos. Nuestro objetivo es que lo liberen, ya que en defensa propia y de su familia ha tenido que matar. Exigimos más seguridad, más serenazgos, más policías, pero que sean buenos serenazgos, que ya no haya tanta mano blanda para los delincuentes, que los agarran y luego los sueltan. Necesitamos una verdadera seguridad», dijo una de las residentes a La República.


Compartir Noticia